“Espacio, me has vencido” se hace realidad sobre las tablas del Teatro Nacional de la Casa de la Cultura

El público que asistió al Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en Quito, el pasado 15 de octubre, fue testigo del preestreno de “Espacio me has vencido” del Taller Permanente de Investigación Escénica Kléver Viera. Esta obra es el resultado del proyecto ganador del Fondo de Creación del Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2018 dentro de la modalidad de proyectos inéditos que se implementó en la Convocatoria Nacional de esta edición.

El preestreno de esta obra de danza contemporánea, que rinde homenaje al poeta cuencano César Dávila Andrade al recordarse el centenario su nacimiento el pasado 5 de octubre, es parte de una de las 10 paradas que tiene el Camino a Loja en diferentes ciudades del país. En el evento estuvieron presentes el viceministro de Cultura y Patrimonio, Gabriel Cisneros, y Roberto Sánchez Cazar, director Artístico del FIAVL 2018.

Las más de 500 personas que estuvieron presentes en este evento gratuito fueron testigos de una función cargada de simbolismos, escenas fuertes, música en vivo y actos de la más alta calidad dancística que, en su conjunto, relataban la vida y obra del Fakir –apodo con el que se le conocía a Dávila Andrade-.

Uno de los momentos cumbres de la obra fue cuando el maestro Viera hizo su aparición en escena, para declamar el poema que le da nombre a su obra. “Espacio, me has vencido. Ya sufro tu distancia. Tu cercanía pesa sobre mi corazón…”, recitó mientras danzó al compas con otro de los bailarines.

De esta forma, y cobijado por una ovación de la audiencia presente en el Teatro Nacional, se hizo realidad un proyecto artístico que fue creado y concebido por y para el Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2018 y que se presentará en la Centinela del Sur los días martes 20 y miércoles 21 de noviembre a las 19h00 en el Centro Cultural Mora Reyes.

Es un espectáculo imposible de perderse pues no solo brinda una idea clara de cómo veía el mundo, y lo vería actualmente, el Fakir, sino que muestra el nivel artístico con el que cuenta el Ecuador.