El noveno día del FIAVL 2018 trajo consigo una programación de lujo

Se han cumplido nueve días desde que inició la mayor fiesta de artes vivas de la región. Con el paso de los días, las sensaciones que ha dejado el Festival son cada vez más positivas. Las múltiples obras que se han podido disfrutar a lo largo y ancho de la ciudad han sido vitrinas para que los talentos artísticos, nacionales e internacionales, saquen a relucir lo mejor de sus producciones.

Delia Pin Lavayen, con su Vozquejo Teatro, hizo su debut en el Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2018 con su presentación de “La Canoera”, obra que cuenta la historia de una cuentera de río quien dialoga con su cocodrilo Fulgencio. En este monólogo, este personaje centra su diálogo en su propio dolor: navega por aguas oscuras y revive viejas revanchas. Esta presentación fue aplaudida y celebrada por quienes la disfrutaron en la Casona del Teatro Simón Bolívar.

Por otra parte, el Parque Jipiro recibió una vez más a los estudiantes de artes escénicas en el primer día de la segunda jornada del Teatro Juvenil. Los jóvenes artistas tuvieron la oportunidad de presentar sus obras en el escenario ubicado dentro del Campamento Juvenil. La jornada se extenderá hasta el sábado 24 de noviembre.

Una de las obras más esperadas de la edición 2018 del Festival, “Danse des Cariatides”, interpretada por la compañía francesa Retouramont, tuvo su debut el viernes 23 de noviembre. Este impresionante show de danza vertical se realizó sobre una de las fachadas de los edificios que rodean la Plaza Central de Loja ante la atenta y expectante mirada de decenas de personas. Esta es una obra de características únicas, nunca antes presentada en la ciudad. El espectáculo de los franceses estuvo acompañado de proyecciones de mapping, que le dieron una perspectiva distinta del espacio utilizado para su obra. Esta puesta en escena fue completa y del más alto nivel.

Por otra parte, “Cualquier Mañana, Tríptico”, de Álvaro Esteban y Laura Aris, copó por segunda noche consecutiva el Centro Cultural Alfredo Mora Reyes y se despidió del Festival con otra ovación del público. Los bailarines españoles realizaron tres actos: dos en individual y uno en pareja. El tema en común fueron las soledades compartidas.

“El Jardín Imposible” hizo lo propio en La Casona del Teatro Bolívar. En su segunda noche de presentación, esta obra despertó en el público preguntas como “quién soy” y “de dónde vengo” que se plantearon los griegos hace más de dos milenios.

Para culminar el noveno día, en las tablas del Teatro Bolívar se recreó “Othelo”, la clásica obra de Shakespeare, pero con toques de humor dados por el grupo de clown dirigidos por el maestro Gabriel Chamé Buendía. El tema de los celos salió a relucir con graciosos diálogos que se adaptaron a las realidades locales y que ayudaron a que el público se identifique con el humor que presentaron los actores. Con una puesta en escena diferente, “Othelo” usó recursos innovadores como videos en vivo. Las 350 personas que llenaron las butacas de la sala, no pararon de reír con la propuesta que el clown argentino trajo a Loja, ovacionándolo al finalizar el espectáculo. Finalizada la presentación, el crítico español Carlos Gil Zamora realizó un conversatorio con el elenco y el director de la obra en el cual hablaron del proceso de creación de esta adaptación.

Faltan pocas horas para que culmine el Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2018, el cual ha generado buenas impresiones y ha creado una alta expectativa, desde ya, por lo que se vendrá el próximo año.