El Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2018 llegó a su penúltimo día

Este sábado 24 de noviembre se cumplieron 10 días en los que Loja ha estado inmersa en el fabuloso mundo de las artes vivas. Sus plazas, parques, calles y teatros han sido testigos de espectáculos para todos los gustos, que han encantado a grandes y chicos.

Faltan pocas horas para que finalice la tercera edición del Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2018 y los grandes espectáculos de su programación no se detienen.

Es el caso del penúltimo día del FIAVL 2018 cuya jornada arrancó en la mañana. El escenario de la Casona del Bolívar se convirtió, por segunda vez, en un río en el cual transitó “La Canoera” junto a su cocodrilo Fulgencio. Los integrantes del grupo Vozquejo Teatro de Guayaquil, como todos los elencos, recibieron la estatuilla conmemorativa otorgada por el Ministerio de Cultura por su participación en el Festival.

En otro lado de la ciudad, 18 participantes del Taller “Migrar”, impartido por la agrupación española Kamchàtka durante el FIAVL, realizaron el ejercicio final del curso: poner en escena, sobre las calles, todo lo aprendido. Los lojanos y extranjeros presenciaron una vez más el particular acto de Kamchàtka, pero esta vez interpretado por artistas nacionales. Curiosos, como de niños, caminaron en las calles ante la mirada sorprendida de los transeúntes. ¿Son viajeros o migrantes?, los temas como la migración, la nostalgia de la lejanía y la empatía con el extraño salieron a relucir en este acto.

Otra obra que se tomó el espacio público de la ciudad fue “Las bestias danzan o el sigiloso conjuro de lo salvaje”, del colectivo mexicano La Liga Teatro Elástico. Esta propuesta juntó a un grupo de talleristas, días antes, para construir títeres en forma de lobo, y de otros animales, hasta conseguir una manada, con el fin de transitar por la urbe en busca de un venado. Esta puesta en escena que puso a jugar a decenas de adolescentes que portaban máscaras de lobos, también hizo que la ciudadanía sea partícipe de esta actividad uniéndose a la fiesta que provocaron.

Por la noche, fue el turno del grupo Yanantín, que presentó en La Casona su obra “Rompiendo fronteras”, una propuesta que, a través de la fusión entre la música y las disciplinas escénicas, puso sobre las tablas la riqueza cultural de la cultura cañari. La obra permitió conocer más sobre cosmovisiones del mundo andino como la solidaridad, la sabiduría ancestral, entre otras cosas.

En el Teatro Bolívar se presentaba, otra vez con sala llena, la obra “Othelo”, dirigida por el clown argentino Gabriel Chamé Buendía. El público volvió a reír sin parar con la adaptación de este clásico de Shakespeare lleno de humor y una escenografía innovadora. Como en su debut, repitió la ovación de todos los presentes en la sala del emblemático teatro.

Para culminar el día 10 del FIAVL, el Teatro Benjamín Carrión abrió sus puertas para el espectáculo de la Compañía Nacional de Teatro de México, denominado “Enemigo del Pueblo”, basado en la increíble novela de Henrik Ibsen del mismo nombre. Las más de 900 personas que se dieron cita en el coloso, pudieron ser parte de la historia en la que el Dr. Stockman, interpretado por el reconocido actor mexicano Luis Rábago, se encuentra en la disyuntiva de convertirse en el enemigo del pueblo por ser fiel a sus convicciones. El público fue partícipe de la obra, mostrando su opinión: cada vez que estaban en desacuerdo con una decisión del personaje principal, presionaban una pistola de burbujas que encontraron debajo de sus asientos. Este espectáculo se repetirá el domingo 25 de noviembre a las 20:30 como parte del acto de clausura del tercer Festival Internacional de Artes Vivas de Loja.