¡Salgan de mi espacio!

espacio-me-has-vencido-7

Un experimento dancístico que pretende reconstruir la dinámica poética y narrativa del Fakir en tiempos actuales. César Dávila Andrade (1918-1967) llamado “Fakir” por su delgadez extrema —prefería beber a comer— y su afición a las artes oscuras, tiene una literatura esencial en la que conjuga contundentes imágenes zoológicas y naturales con emociones desconcertantes de soledad, romanticismo y denuncia social.

Cuando se lee al Fakir, se tiene la sensación de entrar a un cálido útero, funesto pero profundo. Sin embargo, ésta profundidad no logra ser representada por el ejercicio contemporáneo de los bailarines. El concepto apenas logró rascar la superficie de este enamoramiento que el autor tenía con la muerte y las ciencias ocultas; y, al tratar de llevar esta filosofía al modernismo, lo que resultó es una inexactitud literaria.

Es verdad que la narrativa de Dávila Andrade llega a ser cruel, incluso brutal. Pero tiene algo de elegante, de compasivo y humano que no tiene nada que ver con la grotesca violencia presentada en el espectáculo. El indigenismo estaba representado por la etnia Auca, en lugar de la etnia Kichwa de la sierra y se exagera su primitivismo. La expresión facial que convierte a los intérpretes en pequeños monstruos fotografiados, no conecta con la belleza telúrica de la narrativa del vate.

El escenario, adecuado por su espacio y elementos teatrales. Las luces acordes a las emociones. El sonido claro, si bien, desnaturalizado por las razones ya mencionadas. El performance de los bailarines de gran calidad, la coreografía difícil por el continuo cambio de vestuario. Es el concepto el que no funciona, y menos al mezclar textos que no son de Dávila Andrade. Peor aún, la penosa incursión de un fragmento del monólogo de otra obra actual, reciclaje totalmente innecesario. Este abigarramiento resta por completo la identidad de la obra. El único momento en el que se vio algo definitorio fue el recitado del poema “Espacio me has vencido”, en el que se muestra una lucha del autor con su deseo de muerte, para acabar finalmente degollado por su propia mano.

En conclusión, una obra agotadora, inconexa, inexacta. Creo que el espacio que debía vencer fue vencido por este experimento que demuestra que no todo viaje en el tiempo es posible.

Paulina Soto

FICHA ARTÍSTICA:

  • Obra: Espacio, me has vencido
  • Dirección y puesta en escena: Kléver Viera
  • Interpretación y coreografía: Cristina Cilio, Melissa Salinas, Gabriela Sarango, Sara Franco, Nicolle Reina, Andrés Barzola, Camilo Pacheco, Pedro Sarzosa, Omar Bonilla, Kléver Viera
  • Música en vivo: Antonio Cilio
  • Composición y canto: Cristina Cilio
  • Música Grabada: Antonio Vivaldi, Bach, Joaquín López “Chas”, Sal y Mileto
  • Vestuario: Pepe Rosales y Carlos Guerra
  • Escenografía: Santiago Vergara, Diego Villarroel E.
  • Iluminación y sonido: Santiago Vergara
  • Video Mapping: María del Cisne Larrea
  • Aéreos: Juan Fernando Mosquera
  • Textos: César Dávila Andrade, César Vallejo e integrantes del taller
  • Lugar: Centro Cultural Alfredo Mora Reyes, Loja – 21 de noviembre de 2018 – Tercer Festival de Artes Vivas